Erradiquemos el BASURAL DEL CAMPO NORTE

Cartas al director 28/09/2014 "LA GACETA" “BASUREAR” Ya es común en el microcentro tucumano observar el oficio de muchas familias que, ante la imposibilidad de obtener un trabajo digno, deben recurrir a “basurear”, como le llaman en la calle a esta metodología de obtener alimentos para subsistir. Si bien el significado de la palabra dice otra cosa en los diccionarios, como por ejemplo, tratar mal o despectivamente a una persona, el término a la actividad sigue siendo triste como el propio significado valga la redundancia. Se puede ver desde niños hasta adultos de manera arriesgada introducir las manos y hasta sus cuerpos en contenedores que para nada garantizan ningún tipo de seguridad, ya que su función es la de acumular basura que será consumida como alimento para las familias sumergidas en los extremos de la pobreza. El Estado mira para otro lado porque, lejos de atender a estas familias, entienden que son un problema menos ya que no sólo pueden alimentarse si se puede llamar así al consumo de desperdicios, sino que apuestan a la búsqueda de metales y reciclaje de papel como una salida laboral, permitiendo el ingreso de menores y familias enteras a los depósitos municipales de Pacará Pintado. El ocaso de estas políticas inclusivas hicieron un retroceso a la propaganda oficialista y nos deja en la realidad de que el hambre existe en el país más rico de Latinoamérica, incapaz de solucionar por la simple avaricia de sus gobernantes. Williams Fanlo willyucr@gmail.com