Liberacion del Cannabis - Uruguay

Montevideo 11 de mayo de 2016

Este 2016 nos encuentra realizan...do una nueva cosecha soberana, con 4757 autocultivadores registrados y 12 clubes de membresía funcionando.
También con cultivos destinados a farmacias y su próxima habilitación como tercera vía de acceso legal a la marihuana aprobado en la Ley 19172.

Comenzó un curso de Cannabis Medicinal que intentará acercar a los operadores de salud a los usos de la planta. Se destaca que el lento y trabado avance nos remite a que son muy pocos los pacientes que han podido acceder a dicha medicina.

La circulación impresa del Nuevo Protocolo de Actuación Policial es una herramienta importante que establece cómo la policía debe actuar en el marco de la legislación vigente. Aún son muchas las actuaciones policiales injustificadas y esto nos da respaldo a la hora de defender nuestros derechos y denunciar los abusos policiales.

La no inclusión; de la moratoria de la pena de muerte, la descriminalización de la posesión y uso de drogas y la reducción de daños y riesgos en la UNGASS 2016 demuestran que el debate recién comienza y que son las organizaciones sociales y sus luchas actores fundamentales a la hora de definir el rumbo.

Las carencias de formación de fiscales, jueces y policías terminan en allanamientos, procedimientos prepotentes y de acoso, incluyendo decomiso injustificado y destrucción de bienes. El día de hoy tenemos un auto cultivador procesado con prisión domiciliaria totalmente injustificada. Estos hechos dejan entrever falta de actualización, constituyendo avasallamientos en los derechos.
Sumado a las dificultades en la recepción de denuncias por robo de plantas de cannabis decimos que es necesario avanzar en dicha formación urgentemente.

Rechazamos al reciente decreto que regula el consumo y tenencia de alcohol, cannabis y otras drogas
en el ámbito laboral. La re-criminalización del usuario/a presuponiendo que todos/as tienen tendencia o están dispuestos
a consumir o transformarse en narcotraficantes en su propio trabajo, además de no establecer la disponibilidad de medios adecuados para garantizar que las acciones no transformen al empleador en un controlador de la vida privada de las personas vulnerando los derechos humanos más básicos y creando un desbalance en las relaciones laborales.
Un decreto estigmatizante que genera un vacío legal en el artículo referido a la reincidencia dejando la incertidumbre de cuál sería la frecuencia a tener en cuenta y con que criterio se actuaría atacando a los usuarios/as y no al problema.

Son también las grandes carencias en políticas de reducción de riesgos y daños cuestiones que señalan que resta mucho por hacer para avanzar hacia un cambio cultural que implique el reconocimiento integral de los derechos humanos y que incluya a los y las usuarios/as de cannabis.

ARRIBA LOS QUE LUCHAN!!

Movimiento por la Liberación del Cannabis