CAMBIO EN FES Zaragoza

Cazador de dragones Hace algunos años (tal vez no tantos) hubo un muchacho que deseaba estudiar “Cacería de Dragones”, allá, en el lejano oriente. La mayor necesidad de su país era atacar la plaga de dragones que lo infestaban todo. Su padre lo lleva entonces con el maestro Linker, el hombre más dotado en materia de cazar dragones. El muchacho se matricula y empieza a aprender cómo cazar dragones: Primer semestre “Cómo cazar dragones 1”; segundo semestre “Cómo azar dragones 2”; tercer semestre “Cómo cazar dragones 3”… Pasan cinco años y se gradúa como Cazador de Dragones. La familia está tan contenta que van a celebrar al muchacho. Lo abrazan, se toman fotos, llevan a la abuelita, a los amigos y al resto de la familia, y todos brindan ese día porque el joven se gradúa con honores. Todos estaban tan felices que lo matriculan inmediatamente en la maestría de “Cómo Cazar Dragones”. Ya una especialidad importante. El muchacho se queda en la misma escuela con su maestro dirigiéndole los estudios. Empieza a profundizar en cómo cazar dragones en el aire, cómo cazar dragones en el mar, cómo cazar dragones en la selva, etc, etc. A los dos años el joven termina la maestría y sale como “Magister en Cacería de Dragones”. Sus familiares vuelven y celebran. El muchacho lleva entonces siete años estudiando cacería de dragones. Se va al campo a aplicar sus conocimientos. Al cabo de diez años regresa muy triste -ya está entrando a los 35 años de edad- visitra a su m dice a su maestro: Maestro, estoy muy triste. ¿Por qué estás triste? –contesta el maestro-. Mire, yo estudié con usted cacería de dragones, fui aplicado, nunca deserté, hice todo lo que usted me dijo, curse todas las asignaturas, escribí bastantes artículos e hice una especialidad. Ahora llevo diez años en el campo, y no me lo puede creer, maestro, no solamente no he cazado ningún dragón, sino que ni siquiera he visto uno. El maestro se le queda viendo y dice: hijo, no te pongas triste, vamos a hacer lo siguiente. Vas a volver al campo durante otros cinco años y vas a trabajar muy duro en cazar dragones. Si al cabo de cinco años no has logrado cazar ningún dragón, haz como yo y dedícate a enseñar a los hombres el noble arte de cómo cazar dragones. Dale like a "El Tao de la Tesis". https://www.facebook.com/eltaodelatesis