Amigos de olmué en verde

ATENCION: Nuestro Informe del Parque Solar Olmué De la revisión del Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto Parque Solar Olmué se puede concluir que:
tratándose de una planta de generación de energía de 145 Wp (según la letra c de la Ley 19.300 sobre Bases del Medio Ambiente y su modificación) y del mismo modo y de acuerdo a lo establecido
en el art. 3 del DS 40/2013 la tipología de ingreso recae en:
A) Centrales generadoras de energía mayores a 3MW y de manera secundaria el proyecto incluye la siguiente tipología:
B) Línea de transmisión eléctrica. Observación principal Ubicación de la Planta En la fundamentación de la Ubicación de la Planta, el titular del Proyecto (SunEdison) plantea que es óptimo para la instalación de módulos fotovoltaicos debido a que:
- Cuenta con índices de radiación óptimos para el desarrollo de proyectos fotovoltaicos.
- Cuenta con un alto número de días de despejados al año
- Cuenta con área del proyecto aledaña a línea de alta tensión 2 x 220 KV Polpaico-Quillota, existente.
- Y que la superficie es sin pendiente, lo que permite la instalación de un sistema de seguidores que hacen más eficiente el funcionamiento, etc... Objeciones: Nos parece un despropósito -en el que deben ser establecidas todas las responsabilidades involucradas, nótese que Olmué NO con cuenta con un Plano Regulador; ni un Plan de desarrollo Comunal, consensuado entre todos los actores locales; ni una Ordenanza Medioambiental- que se proponga la instalación de una Planta Generadora de Energía Eléctrica, indistintamente de su tecnología, y fuente de obtención de energía, en el sector referido de la comuna de Olmué. Esto, primero, porque Olmué es una ciudad que por años ha dependido de la agricultura.
El suelo elegido es de uso agrícola, con un alto valor dado que por años allí se producen frutos agrícolas (paltas, tomates, rincipalmente) con el respectivo impacto positivo en la ocupación de
mano de obra local y en turismo. Olmué es también una pequeña ciudad que depende esencialmente del turismo estacional, que da oportunidades de trabajo intensivo sólo en los meses de verano (3) a un 70% de la población (según cifras del INE) pero que el resto del año (si bien hay días soleados) la cesantía se puede remontar sobre el 25% (según datos de INE) En consecuencia, los jefes de hogar y las madres, ven en la agricultura su segunda oportunidad de llevar el sustento a sus casas. Conclusión: Este tipo de proyectos no fortalece ni fomenta esa variable socio - económica, por el contrario, la destruye. Esto porque convierte las tierras destinadas al uso agrícola, en tierra muerta, sin vida orgánica.
Lo que aumentará la cesantía y todos los problemas sociales que de este flagelo derivan (delincuencia, inestabilidad social, temores, sensación de inseguridad) Y lo que es peor, afectaría eventualmente la actividad turística, mayor fuente ocupacional y de ingresos de recursos a la Municipalidad, que requiere no sólo de días soleados y paisajes bucólicos, si no de Seguridad Ciudadana y Paz social. Segundo, el suelo elegido, además de ser de uso agrícola, es residencial.
No basta con mirar hacia arriba a la hora de "plantar" un panel fotovoltaico (o miles de éstos, como es el caso de este proyecto) para ver si hay sol o no; si no de bajar la vista también, y mirar alrededor. En el caso de Olmué (que no es un desierto) está bastante poblado. Su densidad demográfica corresponde a una entidad urbana en pleno desarrollo, en expansión, marcado por la construcción de grandes condominios, y próximamente el emplazamiento de una población de más de 450 casas. Según el proyecto, en la fase de construcción que durará (duraría) 11 meses, la comuna debe prepararse para:
- recibir un promedio de 500 personas, trabajadores (no turistas) que circularán (transitarán, comerán, ensuciarán, contaminarán, orinarán, defecarán, beberán (no sólo agua) interactuarán con vecinos reticentes.
- ver que 259,42 hectáreas de suelo agrícola, que producía paltas hass, de alta demanda, se pueble con 422.104 cosas llamadas paneles fotovoltaicos.
- convivir 25 años con esto.
- vigilar y fiscalizar con el mínimo de recursos y garantías, que se cumplan en la fase de construcción
y de operación las siguientes normativas sectoriales: 1 Medioambiente, energía e institucionalidad ambiental.
2 Emisiones a la atmósfera y calidad del aire.
3 Ruido
4 Agua Potable
5 Aguas Servidas
6 Proteccción de Cauces Naturales
7 Residuos Sólidos
8 Lodos
9 Fauna Terrestre
10 Flora
11 Patrimonio cultural y paisaje
12 Vialidad y Transporte
13 Combustible y sustancias peligrosas
14 Normativa eléctrica
15 Ordenamiento territorial. Lo más probable es que estos parámetros no se cumplan. No sólo porque la empresa no quiera, si no porque la institucionalidad chilensis, no pueda hacerlos cumplir. No resulta comprensible, por tanto, que tratándose de una ciudad en expansión demográfica, cuya población vive -principalmente- de la actividad turística (que prefiere la plantación de más hortalizas, árboles y jardines) y altamente competitiva (Olmué debe competir con ciudades como Viña del Mar, La Serena) se proponga la instalación de una Planta Generadora de Electricidad, cuya
imagen mental se asocia a industrias, desierto y grandes urbes sobrepobladas. A esto, hay que agregar que el perfil de los residentes en vastos sectores de Olmué, corresponde a personas mayores, aquejadas de diversas enfermedades (sobre todo cáncer) y dolencias, propias de sus años. Esto se puede verificar en las fichas médicas y estadísticas de atención del CESFAM de la comuna. Todo lo anterior, lejos de facilitar la llegada de más y mejores turistas, de nuevos residentes en busca de la natural paz y tranquilidad de Olmué; los alejará, alejando también oportunidades
laborales, de desarrollo y progreso familiar; de bienestar material y espiritual para miles de personas que prefirieron (preferimos) Olmué, para invertir todo el fruto de sus años de trabajo; y con todo el perjuicio socio económico y espiritual que se expone más arriba.
Carlos Barrales / Olmué en Verde
Autor del Libro: "Reseña Histórica de Olmué: desde la época precolombina al siglo 20".
24 de Febrero de 2015.-