Asociación De Residentes de Rurrenabaque en La Paz

Cronología de una venganza anunciada Las leyes se hicieron para cumplirlas y no para transgredirlas, pero en nuestro país, las cosas son diferentes, y el gusto por transgredir y después echar la culpa la muerto, es pan de cada día.
“EL VENGADOR”, Carmelo Lens, hombre de leyes por muchos años, en los cuales llegó a ocupar el cargo de Juez, terminó leyendo y viendo cuando sacaría sus dardos para vengarse de su circunstancial amigo Ernesto Suàrez, quien durante las gestiones 2013-2014 no dejó de mandar dentro la gobernación del Beni.
Suàrez tuvo a mla traer a Carmelito, determinando quien entraba a trabajar y quien no en las oficinas de la gobernación. Decidía quien era la secretaria, el mensajero, el secretario general, el asesor, el perquins, y una serie de cargos, de los cuales son de libre nombramiento y de confianza del Gobernador, pero al parecer, el que no confiaba en el gobernador era Suárez.
Todo el trabajo estaba armado para su retorno a la gobernación, no había que tocar nada, es más en muchos actos se sentaba a la diestra de carmelito para hacerse ver que el era el que mandaba en el Beni.
El tiempo pasaba, carmelito se afianzaba y empezaba a degustar de los placeres del poder, que alguna vez tuvo como juez, pero este cargo te hacía crecer mas, por lo que se olvidó de los verdaderos amigos y abandonó a los rosados, a los cuales le faltó poco para sacarlos a patadas de los cargos en la Gobernación y permitir que el mandamás del Beni sea dueño y señor de la gobernación.
A mediados de Noviembre, saltaron las ambiciones y los amores por el poder rompieron una relación de amo- esclavo, por el que se manejaban en la gobernación.
El esclavo, quiso atribuirse competencias que no era las suyas y quiso tomar el poder, pero de un grito y un plumazo, lo callaron. El grito de Carmelito era QUIERO SER ALCALDE DE MI PUEBLO. La respuesta del año fue clara, Tu no te mueves de la Gobernación, porque vuelven los azules y esta vez no no las perdonan.
Saltó la primera molestia, pero el esclavito quiso dar el segundo zarpazo y decidió postular a su esposa como candidata a alcaldesa de Riberalta, pero el segundo grito ahogó toda posibilidad de que esto se cumpla, Ya estaba decidido que una amiga de Suàrez, Alicia Inchauste sea la candidata.
Esta actitud del poder de Ernesto Suàrez, reventó los fusibles que estaban calientes, y Carmelo se fue hasta sus tierras y se reunión con su padrino y hasta ese momento el hombre traicionado por Carmelo, Sandro Giordano, y empezaron las disculpas y las planificaciones para dar el golpe de venganza, esa que pueda herir y dejar sin la posibilidad de volver a ser el gobernador del Beni a Ernesto Suàrez. Fueron reuniones y más reuniones para poder preparar el terreno, buscar el punto débil o encontrar el artículo por el cual se caería toda la estantería de la dictatorial UD que es manejada por una sola persona, Ernesto Suárez.
¿Democracia?, eso es lo que les falta a los de UD, y ahí empezó a probar su propia medicina, el de al vendetta, de que si no es para mi no es para nadie.
Carmelito preparó el terreno, y una noche le presentó al General Shriqui las encuestas, y este hombre atormentado por la perdida de popularidad en la capital, como buen general no aconsejó, ordenó que la día siguiente se saquen las encuestas, claro, el no sabía de las verdaderas intenciones de su delegado político ante el tribunal, y el hombre se enterqueciò y sus órdenes tenían que se cumplidas.
Al amanecer del 2 de marzo, el despertar de carmelito fue agradable, y con reuniones y más reuniones, se convocó a una conferencia de prensa, donde se dio a conocer las encuestas y se mostró la ficha técnica y se vociferó a los cuatro vientos que sus encuestas eran fidedignas.
Con el pasar de los días, los rumores empezaron a correr, y las reuniones dentro el corazón verde ya no eran de ese color, sino eran negras, pues sabían que cayeron en la trampa de su delegado político, entraron en un pacto del silencio para evitar que se filtre algo más, pero ya era tarde, todos sabían que alguien iba a sacar rédito político de este tema.
Cuando el rumor crecía y se hacía más fuerte, no le quedó a Ernesto salir a los medios y acusar al gobierno que le estaban por inhabilitar. Muchos se sorprendieron e inmediatamente salieron a la palestra a deslindar responsabilidades y dejar que el muerto siga pudriéndose en la casa verde.
Los rosados fueron los primeros, “no vamos a impugnar”, los Azules secundaron la idea, los otros no sabían que rumbo tomar.
Estas declaraciones de los delegados y líderes de los otros partidos preocupo a Carmelito, pues su venganza no se concretaría, y todo el esfuerzo sería envano, por lo que se debía hacer algo.
Dos llamadas telefónicas le dieron mayores luces, ¿donde llamò?, simple a su ex jefe, ya que carmelito nunca se gobernó solito. Empezaron a ver que se hacía, por lo que decidieron poner toda la carne en el asador y buscar a la persona que se animaría a denunciar esta irregularidad, pero en tanto el tenía que mostrarse fiel a Suàrez y hablar de un error.
Con el delito consumado, con las pruebas en la mano. Encontraron a la cristiana que se haría cargo, por lo que salieron rumbo a La Paz, donde la elegida denunció el hecho.
Tras este acto legal, Suàrez y compañía se vieron acorralados, por lo que sólo les quedo salir a gritar a los cuatro vientos que les están quitando el derecho a ser elegidos en las urnas, que no tienen derechos políticos.
Ahora la pelotita está en la sala plena del Órgano Electoral Plurinacional, y de darse la sanción, le habrían dado el toque final a la venganza de carmelito, pero para evitar que se lo siga ajusticiando y se lo vea mal en al capital, este personaje sigue en huelga de hambre y como sale en una frase. CON UNA MANO DANDO Y CON LA OTRA EL PUÑAL APRETANDO.
Veremos que pasa, en las próximas horas, pero que no se diga que es un tema de derechos políticos, sino es un problema de amores y desamores, de venganzas y traiciones, donde participaron muchos personajes.
Ojo cualquier similitud con la realidad es mera coincidencia