JOVENES EN CRISTO - PARROQUIA JESUS DE NAZARETH CHICLIN

No despidas este año sin agradecerle a Dios por las bendiciones que recibiste. Señor, hoy, que termina el año 2014, quiero darte gracias por todo lo que nos has dado, en especial por la vida. Ten presente que el año viejo es una llamada a una reflexión: ¿Qué hemos hecho bien? y ¿En qué hemos fallado?... Pido por aquellos que viven como si Dios no existiera, para que comprendan que, sin Dios, el mundo no es mejor ni más bueno. ¡FELIZ NUEVO AÑO 2015!