CEIBA 5 - IPUEC SIMON BOLIVAR - CAIMITO

Recordar es volver a vivir...
Anécdotas… fue un día feriado en que no había clases, si mal no recuerdo, cuando decidimos un grupo bastante grandecito de alumnos –no de los más disciplinados- escaparnos en masa a la playa El Salado. Cuando más embullados estábamos en el agua se aparecieron el Pepe y el Toqui en moto para ver si era cierto lo que alguien les había chivateado. Ante la aparición de semejantes personajes no nos quedó otro remedio que escondernos debajo del muelle de madera mientras que el Pepe vociferaba a todo pulmón que sabía que estábamos allí y que regresaría a la escuela a pasar lista para ver quiénes faltaban. Yo no sé los demás, pero yo estaba muerta del miedo nada más de pensar que fueran a llamar a los padres. Más que mi hermano, que no era precisamente un ángel, sino todo lo contrario, también estaba con nosotros. Y mi mamá estaba ya harta de sus indisciplinas para que ahora viniera yo también a ponerme el cartelito de rebelde sin causa. Ni sé cómo terminó todo aquello, sólo recuerdo que montándose el Pepe y compañía en la moto, salimos nosotros volando en una carrera desesperada para llegar a la escuela antes que ellos. Nos montamos en camiones, en guaguas, en todo lo que apareciera con ruedas con los pelos mojados y quemaditos del sol- prueba fehaciente del delito- Lo que sucedió después, no lo recuerdo. Creo que algunos llegamos a tiempo y otros no. Quizás haya alguien entre ustedes que se acuerde?