compañeros de michelin

REAMAR
ES DIFÍCIL ENCONTRAR Es difícil encontrar
para compartir la vida
quien pueda ser par, sin par,
quien acomode su andar
a cada senda servida,
quien guste la misma rosa
y rechace misma espina,
quien en amor cariñosa,
en la caricia mimosa
y del dolor asesina. Es difícil encontrar
a quien sepa ser, sin ser;
sepa crecer al menguar;
y, por estar a la par,
sepa mermarse al crecer;
a quien sepa consentir,
por cesión, su fortaleza
y, en amor, sepa admitir
que es sublime compartir
y, en negarse, es la grandeza. Es difícil encontrar
la estrella del firmamento
que merezca desechar
la multitud estelar
por rendirle el sentimiento.
Sin embargo, yo de ti,
al pronto, quedé prendado
y a renunciar consentí
mi libertad, que rendí
al decirme enamorado. Tú, en principio, recibiste
mi entrega como un tesoro
y en tu corazón hiciste
el altar que me ofreciste:
este altar donde hoy imploro,
este altar donde tu ausencia
me condena, de rechazo.
Estableciste sentencia
y, al negarme tu presencia,
Tántalo hiciste de abrazo.
Eloy Sagüillo Rodríguez